Hf89qIin12
La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

¿Qué es la LOGOPEDIA?.

La logopedia es la disciplina que engloba el estudio, prevención, evaluación, diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la comunicación humana, manifestados a través de patologías y alteraciones en la voz, el habla, el lenguaje (oral, escrito y gestual), la audición y las funciones orofaciales, tanto en población infantil como adulta.

 

¿Qué patologías trata una Logopeda?.

I. Problemas que precisan Atención temprana (Logopedia).  Atiende a niños desde su nacimiento hasta los 6 años con las siguientes dificultades:

- Trastornos en la alimentación.

- Problemas del lenguaje y comunicación: disfasiaretraso del lenguaje, trastorno generalizado del desarrollo (T.G.D.)…

-Trastornos en la fluidez del habla: disfemias.

-Alteraciones del habla y de la voz: trastornos en la articulación, dislalias y disfonías

-Déficits por causa neurológica: afasia, parálisis cerebral, síndromes…

II.Trastornos del Habla: 

            Disartrias: alteraciones del habla secundarias a alteraciones del control neuromotor de las actividades musculares que afectan a la respiración, la fonación, la articulación, la resonancia y la prosodia. Se debe a lesiones del sistema nervioso central y/o periférico.

             Disfemias: Trastorno de la fluidez del habla que se manifiesta por una interrupción del ritmo de la expresión verbal de forma más o menos brusca. Se manifiesta por repeticiones de sonidos, sílabas, palabras o frases, prolongaciones de sonidos, bloqueos o pausas inadecuadas en el seno del discurso.  Estos hechos provocan una alteración del discurso, que se acompaña de otras manifestaciones que alteran la coordinación fono-respiratoria.

             Dislalias: trastornos en la producción fonológica, generalmente por dificultad en el aprendizaje de los rasgos distintivos de los fonemas.            

            Disglosias: Trastorno de la expresión del habla debida a alteraciones anatómicas de los órganos orofonatorios faringobucales (velopalatinos, labiales, linguales, laríngeos o maxilodentales).  

III.Trastornos de la Voz.  Tanto en la población adulta como infantil, pueden surgir: 

Disfonías Funcionales simples: Disfonía hipertónica, Disfonía hipotónica,..

Disfonías con complicación laríngea: nódulos, seudoquiste seroso, edema de reinke, pólipos, quiste mucoso por retención, hemorragia submucosa, ulcera de contacto.

Disfonías infantiles. Trastornos de la muda de la voz.

Trastornos de la voz en el anciano.

Monocorditis vasomotora.

Voz de bandas ventriculares.

Disfonía espástica.

Afonías y Disfonías Psicógenas.

Disfonías orgánicas como: Quiste de retención mucosa, Granulomas, Laringitis crónica, Inmovilidad cordal unilateral, Parálisis recurrencial.

IV.Trastornos del Lenguaje Oral:

             Retraso simple del lenguaje: detención temporal de la evolución madurativa del niño en los aspectos del lenguaje, no presentándose alteración evidente en las capacidades mental, sensorial, motora o relacional.

             Disfasia: es la alteración en la elaboración del lenguaje, tanto de la expresión como de la comprensión, presente en un niño de inteligencia normal que no tiene trastornos sensoriomotores mayores.

            Afasia: problemas de lenguaje que muestran las personas que han sufrido algún tipo de daño cerebral. Se distinguen distintos tipos clínicos según el predominio de las alteraciones en una u otra de las vertientes del lenguaje (expresión, comprensión, repetición y denominación). 

            Mutismo: Se trata de la desaparición del lenguaje desarrollado, sin que exista lesión cerebral ni causa orgánica aparente. Existen formas parciales (electivas) o formas totales. Las causas emocionales están en la base del trastorno.

          

V. Trastornos del Lenguaje Escrito. 

    Dislexia: Se manifiesta como una dificultad con respecto al aprendizaje de la lectura y sus usos generales –escritura-, como consecuencia de retrasos madurativos que afectan al establecimiento de las relaciones espaciotemporales, a los dominios motrices, a la capacidad de discriminación perceptivo-visual, a los procesos simbólicos, a la capacidad atencional y numérica, y/o a la competencia social y personal, en sujetos con un desarrollo global acorde con su edad cronológica, con unas aptitudes intelectuales asociadas con el funcionamiento lingüístico –vocabularios, razonamiento verbal y comprensión verbal- normales altas, y en un medio socio-económico-cultural no determinado.

    Disgrafía: Es un trastorno de tipo funcional que afecta a la calidad de la escritura del niño, en lo que se refiere al trazado o a la grafía.

 

      VI.TDAH: (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) es un trastorno de conducta en el que intervienen tanto factores genéticos como ambientales. Se suele empezar a diagnosticar en torno a los 7 años de edad aunque en algunos casos este diagnostico se puede realizar de una manera más precoz. Se manifiesta como un aumento de la actividad física, impulsividad y dificultad para mantener la atención en una actividad durante un periodo de tiempo continuado. Además de esto hay niños en los que se observan a su vez problemas de autoestima debidos a los síntomas propios del TDAH y que los padres no suelen asociar a dicho trastorno. A su vez, el TDAH se puede asociar con frecuencia a otros problemas, y  sus consecuencias se aprecian en distintos ambientes de la vida del niño, no solo el escolar, sino que también afecta en gran medida a las relaciones interpersonales tanto con la familia, como con otros niños y con sus educadores, siendo estas interrelaciones clave en el desarrollo del niño.

 

   VII.Trastornos en la alimentación:

             Deglución atípica: movimientos inadecuados de la lengua y de otras estructuras participantes en la deglución durante la fase oral de la misma, en el momento en que se desencadena el reflejo de deglución, sin que exista ninguna alteración en la cavidad oral. Además, los pacientes suelen presentar respiración bucal (estando con la boca siempre abierta), ojeras, labio superior corto (dejando ver los dientes), hipotonía del labio inferior, contracción de los labios, barbilla, movimientos asociados de la cabeza al tragar, dificultades de pronunciación de algunos fonemas, especialmente la /ch/, /ñ/, /s/ y /ll/.