Hf89qIin12
La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

    El uso prolongado de la voz o el mal uso de la misma (grito, conversación en ambiente de ruido, carraspeo...) pueden generar traumatismo de la mucosa de las cuerdas vocales.

    En los pliegues vocales se observan leve edema, mucosidad espesa, aparición de enrojecimiento en el borde libre, e incluso hipervascularización o pequeñas hemorragias superficiales. El reposo de voz es necesario.

    La manera de mejorar es cambiar los hábitos de empleo de la voz: favorecer ambientes silenciosos, pedir atención sin utilizar la voz, utilizar una biena técnica de canto, recurrir a sistemas de amplificación, etc.

SOBRESFUERZO VOCAL. FONASTENIA.