Hf89qIin12
La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

MIRINGOTOMÍA Y DRENAJES TRASNTIMPÁNICOS.

    La miringotomía es una pequeña incisión que se realiza en el tímpano para poder aspirar el moco que existe en el interior de la caja timpánica. Dicha incisión se mantiene habitualmente unos días y se cierra de manera espontánea como cualquier pequeña herida.

    Cuando el moco es abundante o espeso y se pretende que el oído medio permanezca ventilado durante varios meses, se coloca una diminuta cánula de material plástico en la incisión de miringotomía, de manera que ésta no tienda a cicatrizar. Esta cánula es el drenaje transtimpánico.

    En los niños se colocan los drenajes con anestesia general. El tiempo medio en que dichos drenajes se mantienen en el oído del niño es de unos 9 meses, dependiendo de muchos factores (edad, recambio celular en el conducto, infecciones asociadas...). Después de unos meses, el drenaje sale espontáneamente hacia la entrada del conducto y allí lo retira el otorrinolaringólogo.